Perú, una interesante opción para nuevas experiencias en Semana Santa

A más de hacer turismo, en estas fechas también se pueden apreciar tradiciones y manifestaciones llenas de espiritualidad.

En sitios como La Libertad se pueden vivir increíbles experiencias.

En esta Semana Santa, Perú ofrece destinos cautivadores para vacacionar y vivir días de descanso inolvidables. Desde las playas de ensueño en Tumbes y Piura hasta las maravillas arqueológicas de Lambayeque y La Libertad, en todas estas regiones se pueden vivir increíbles experiencias en naturaleza, aventura, cultura y gastronomía. Pero en estas fechas también se pueden apreciar tradiciones y manifestaciones llenas de espiritualidad.

Procesiones icónicas en Catacaos, Piura

La Semana Santa en Catacaos, Piura, es una experiencia cultural y religiosa inigualable. Declarada Patrimonio Cultural de la Nación en el 2018, esta celebración muestra la devoción profunda de la comunidad cataquense y su rica herencia cultural. El Viernes Santo tiene lugar una de las procesiones más impresionantes, la del Cristo Yacente, cuya urna es adornada con flores y también con extensas cintas que son sostenidas por los fieles. 

Piura también ofrece diversión y descanso en sus icónicos balnearios.

Esta festividad religiosa tiene, además, una marcada connotación gastronómica, en la que destaca la degustación de los “Siete Potajes”, una representación moderna de la última cena de Jesús. Asimismo, el Viernes Santo se suele comer la tradicional ‘malarrabia’, elaborada con plátano, queso fresco, arroz, frejoles y acompañado de sudado de pescado.

Piura también ofrece diversión y descanso en sus icónicos balnearios, como Máncora, Vichayito y Colán, que cuentan con una amplia oferta de hoteles, restaurantes y experiencias para vivir en el mar. No se puede dejar de probar la fabulosa gastronomía piurana con deliciosos platillos marinos, como el ceviche de mero y la parihuela (una sabrosa sopa de mariscos). 

En Reque, Lambayeque

La Semana Santa en el distrito de Reque, en la ciudad de Chiclayo, es una experiencia conmovedora que invita a sumergirse en la esencia misma de la celebración religiosa. Los visitantes que llegan a esta localidad de la región Lambayeque tienen la oportunidad de presenciar una impresionante representación teatral del Vía Crucis con más de 150 actores que participan de este recorrido que culmina en el cerro Las Delicias. 

Los viajeros pueden aprovechar la visita a Lambayeque para recorrer el balneario de Pimentel, cuyas olas también son ideales para los amantes del surf. La región también ofrece experiencias culturales únicas como las imperdibles visitas al complejo arqueológico Huaca Rajada-Sipán, las Pirámides de Túcume o el Museo Tumbas Reales de Sipán. Otra gran opción es el mágico Bosque de Pómac, un área natural que alberga más de 30 pirámides pertenecientes a la Cultura Sicán o Lambayeque

Y para deleitar el paladar se tiene la causa norteña, hecha a base de pescado, camotes, plátanos, yucas, choclo y huevo; y exquisiteces como el ceviche con tortitas de choclo, la tortilla de raya, entre otros platillos.

En Chepén, La Libertad

La Semana Santa en La Libertad ofrece experiencias llenas de devoción. En Chepén, a dos horas y media de la ciudad de Trujillo, se realiza un impresionante Vía Crucis, considerado el segundo más alto de América. Los visitantes pueden participar en una peregrinación ascendiendo hasta la cima del cerro Chepén, donde está la estatua del Cristo Redentor de 11 metros de altura. 

En La Libertad, los viajeros, además, podrán explorar los atractivos que tiene la región, como el balneario de Huanchaco, famoso por sus caballitos de totora. La cálida ciudad de Trujillo también conquista a los visitantes con sus casonas, iglesias y calles tradicionales, al igual que Chan Chan, la ciudad prehispánica de barro más extensa de América. Además, en Semana Santa se pueden probar platos como la típica “sopa teóloga” o “sopa de los dioses” que tiene más de 20 ingredientes, y su exquisita carta de delicias marinas.

Las procesiones cautivan a los visitantes en estas fechas especiales. 

En Tumbes

Tumbes, región peruana que colinda con Ecuador, tiene todo lo necesario para disfrutar de días de relax y diversión en estas fechas. Se puede tener un merecido descanso junto al mar o practicar actividades náuticas. Los balnearios de Zorritos y Punta Sal, cuentan con diversos hoteles y resorts, con todas las comodidades para los viajeros. 

Los platos marinos de Tumbes también son una maravilla, y entre ellos destacan su emblemático ceviche de conchas negras y el majarisco tumbesino.

PARA SABER

Cómo llegar a Perú

Los turistas ecuatorianos pueden llegar a Perú por vía área desde Guayaquil o Quito, o acceder por carretera mediante la vía Panamericana que conecta a ambos países. Ciudades como Loja, Guayaquil, Cuenca y Machala sirven como puntos de partida y permiten llegar a ciudades peruanas como Tumbes y Piura. A partir de estos destinos, los visitantes pueden extender su viaje a las regiones de Lambayeque y La Libertad mediante servicios de transporte oficiales.