Nueva convocatoria a sesión: el alcalde está desesperado, confundido, acorralado, según los ediles

Se insiste que se quiere presionar al Cabildo a aprobar el proyecto de compra de la maquinaria. Que se intenta endeudar al Municipio. Silla con voz y voto. 

La primera sesión de Cabildo, extraordinaria, fue convocada para el último sábado, 9 de marzo, en Malacatos.
La primera sesión de Cabildo, extraordinaria, fue convocada para el último sábado, 9 de marzo, en Malacatos.

Una segunda convocatoria a sesión de Cabildo, esta vez ordinaria, pero en el mismo sitio anterior: Malacatos, preocupa a los concejales porque, en su criterio, es una provocación del alcalde, Franco Quezada, que se ve desesperado porque está a punto de cumplir un año en la administración y no se ve obra alguna.

Una primera sesión

Vale recordar que el burgomaestre convocó a una sesión extraordinaria a los concejales para el último sábado, 9 de marzo de 2024, en Malacatos, para abordar el proyecto de Adquisición de maquinaria pesada para el Municipio de Loja. A la cita no acudieron seis ediles, por tanto, no hubo cuórum.

Pero, el personero municipal insiste, habiendo fijado para este jueves, 14 de marzo de 2024, a las 16:00, en el coliseo de Malacatos. Entre los puntos del orden del día está el proyecto de compra de la maquinaria pesada.

En criterio del edil, Santiago Erráez Veintimilla, el nuevo llamado a sesión en Malacatos es raro porque hacerlo por segunda vez suena a presión. Aclara que, si bien es necesaria la maquinaria, el proyecto debió ser socializado previamente con los 11 concejales, pero no lo hizo y más bien en la sesión del sábado lo presentó a los habitantes de las parroquias del suroriente lojano.

Silla vacía con voz y voto

Al tiempo de anunciar que irá a la sesión, como lo hizo el último sábado, dice que, esta vez, el burgomaestre ha puesto a disposición la denominada silla vacía, que será ocupada por el presidente del Conagopare-Loja, Jhimmy Toledo Castillo, quien tendrá voz y voto.

“Es extremada la decisión del alcalde de llevarnos a los concejales de un sitio a otro, sobre todo, dos veces al mismo sitio para con un coliseo lleno presionar a través de la gente para que tomemos decisiones”, expresa, al tiempo de insistir ser necesaria la adquisición de la maquinaria pesada, pero se requiere un “informe técnico bien hecho, donde se indique de dónde se obtendrá el dinero para la compra”.

Anticipando que no irá a la sesión en Malacatos porque teme por su integridad personal, el concejal Iván Ludeña Astudillo califica de lamentable la decisión del alcalde, principalmente el tratamiento del proyecto que no tiene una justificación legal, económica, saltándose los requisitos de licitación, entre otros, similar a lo que se hizo, en su momento, con Simar.

824 mil dólares para maquinaria

Agrega que el burgomaestre ha perdido su norte, su objetivo y que con esta convocatoria juega a ser alcalde y que raya en el capricho de la autoridad cuando bien se sabe que lo aprobado en la proforma de 2024 para maquinaria hay un presupuesto de 824 mil dólares, cifra que no admite comparación con el costo de lo que se pretende comprar que bordea los ocho millones de dólares.  

“El señor está acorralado porque, cerca del año en la alcaldía, no ha hecho ninguna obra. Esto de ahora es el típico cuento del gallo pelón: que él quiso hacer, pero los concejales no le aprobaron”, expresa Iván Ludeña, al tiempo de enfatizar que el personero municipal está confundido porque hasta hoy no ha cumplido absolutamente nada.

El edil exhorta a los gobiernos parroquiales del cantón Loja a reclamar porque en el presupuesto de 2024 únicamente se asignó 1’070 mil dólares para las 13 parroquias, sin embargo, no hubo reacción alguna.

‘Llevarnos para denigrarnos’

El concejal John Espinosa Villacrés tampoco está de acuerdo con la sesión en Malacatos, máxime si es la segunda convocada a renglón seguido, cuando hay un Salón del Cabildo donde se puede hacer o, en su defecto, consultar a ese cuerpo colegiado, pero no lo hizo y la idea es “llevarnos para denigrarnos de alguna forma y no le vamos a dar paso”.

Tras señalar que analiza su presencia o no en Malacatos, califica a la actitud del alcalde de populista y que eso no le parece bien a un sector de los concejales que, además, le preocupa que quiera endeudar al Municipio con un proveedor y no con una entidad estatal bancaria, así como tampoco el burgomaestre ha tenido la “mínima decencia de topar temas sensibles en la ciudad como los ingresos y el gasto”.

PARA SABER

El proyecto de adquisición de la maquinaria pesada contempla un monto aproximado a los ocho millones de dólares.

VOZ

El alcalde quiere llevarnos a Malacatos para denigrarnos de alguna forma y no le vamos a dar paso”

John Espinosa Villacrés, concejal