Los trabajos en la vía Villonaco-Chuquiribamba sin contratiempos

Según la Empresa Covipal están finalizando con el movimiento de tierras.

Un buen número de maquinaria está realizando los trabajos.
Un buen número de maquinaria está realizando los trabajos.

Durante las últimas dos semanas, se han reanudado los trabajos en la vía Villonaco-Chuquiribamba, llevados a cabo por la Empresa Covipal y financiados por la Prefectura de Loja y el Ministerio de Transportes y Obras Públicas.

Uno de los residentes de la zona noroccidental y usuario habitual de la vía, Bolívar Loarte, destaca la importancia de los trabajos realizados por la empresa, ya que esta vía es una de las más esperadas en la región debido a su ubicación en un sector altamente productivo, que demanda una buena conexión para el transporte de productos a los mercados.

Loarte menciona que, tras un litigio previo, ahora hay un cronograma de trabajo establecido que debe cumplirse, y hace un llamado a la comunidad para que se involucre en el proceso y así garantizar la construcción de una vía en óptimas condiciones y con la durabilidad adecuada. También destaca el buen número de maquinaria observada trabajando en el tramo tres, correspondiente a Chantaco-Chuquiribamba.

Obra

En cuanto al progreso de la obra, el gerente de Covipal, Santiago Oviedo, señala que están trabajando con normalidad y avanzando a buen ritmo, con todos los frentes de trabajo activos. Se están realizando labores de movimiento de tierras, construcción de cabezales, instalación de alcantarillas y cunetas, lo que les permitirá en los próximos días colocar la carpeta asfáltica. Oviedo espera que las condiciones climáticas sigan siendo favorables para mantener este ritmo de trabajo.

Oviedo también hace hincapié en que los usuarios que circulen por el lugar deben tomar precauciones adecuadas y respetar las indicaciones cuando la circulación no esté permitida.

Es importante recordar que esta arteria vial de 37 kilómetros beneficia a más de 8 mil usuarios de la ciudad de Loja, así como a las comunidades y barrios de las parroquias rurales de Taquil, Chantaco, Chuquiribamba, Gualel y El Cisne.

CLAVE

Son 37 kilómetros que se deben asfaltar en esta vía.