Las agresiones contra el vendedor ambulante llegan a conocimiento del Cabildo de Loja

Ediles coinciden que los responsables del maltrato al ciudadano deben ser sancionados. Alcalde asegura que se castigará. Se estructurará una comisión.

Alrededor de una hora duró ayer el tratamiento del tema agresión al vendedor en el seno del Cabildo.

Las agresiones perpetradas por un grupo de agentes de control municipal contra un vendedor ambulante, donde, según un video que circula en redes sociales, se ve que le propinan un golpe en el estómago y otro en el rostro, aparte de la destrucción de su producto, fueron abordadas ayer en el pleno del Cabildo de Loja.

‘Pasó algo terrible’

El ataque se produjo el último miércoles, en la calle Mercadillo y Bolívar, por San Sebastián, en pleno centro de la ciudad de Loja. El hecho fue llevado al pleno del Cabildo por el activista social, Bolívar Loján Fierro, quien fue recibido en comisión.

En su intervención de 10 minutos, denunció que “pasó algo terrible ayer (miércoles, 3 de abril), cinco policías municipales le cayeron a puñetes a un vendedor ambulante. Y no respetaron la desgracia del caído y le dieron como yapa un buen puñetazo en el estómago y otro en su cara”.

Denunció que él mismo, hace unos dos meses, recibió una agresión: un policía municipal le arranchó su teléfono porque filmaba el abuso que se cometía contra una adulta mayor que vendía toronjil, luego, según reveló, lo patearon y rociaron gas, todo “en esta administración” municipal. Exhortó a actualizar la ley del vendedor ambulante para aplicarla.

La denuncia de Bolívar Loján originó una inmediata reacción en los concejales. Pablo Quiñónez calificó al hecho contra el vendedor ambulante de “uso desproporcionado e injustificado de la fuerza” y de allí que solicitó al alcalde, Franco Quezada, la investigación correspondiente, la determinación de responsabilidades y la aplicación de sanciones. Dijo ser necesario el control, pero sin agresiones”. 

‘Innecesario uso de la fuerza’

Pablo Carrión también se refirió al tema, señalando que el vendedor ambulante ya fue inmovilizado por los agentes de control municipal y que el uso de la fuerza era innecesario, sin embargo, se dieron las agresiones físicas, lo cual redunda en el uso extremado de la fuerza “sobre una persona ya indefensa, un ultraje flagrante a los derechos humanos”.

Pidió la comparecencia del jefe de la Unidad de Agentes de Control Municipal para que responda por aquello y que se designe una comisión especial para que se investigue el caso y, de justificarlo, se inicien los sumarios administrativos. 

El edil Lenin Cuenca Mendieta apoyó la moción de Pablo Carrión de estructurar una comisión especial para que aborde el caso agresión al vendedor, principalmente, según indicó, si en las parroquias los productores denuncian que continuamente están recibiendo el maltrato de los policías municipales.

John Espinosa Villacrés demandó la actuación del alcalde Franco Quezada para que sancione a los funcionarios que no están haciendo bien su trabajo, en lo particular cuando se exceden de la fuerza. A su turno, Iván Ludeña Astudillo expresó que la agresión no se justifica bajo ningún punto y planteó, por lo que se viene observando desde hace tiempo, una profunda depuración en la Policía Municipal. También indicó que los uniformados sufren fuertes ataques físicos de los vendedores ambulantes.  

Una reforma a la ordenanza

Miguel Castillo manifestó ser necesaria una reforma a la ordenanza que permita determinar con claridad cuáles son las funciones de los agentes de control municipal. Por su parte, Polibio Vélez Cabrera, al tiempo de rechazar el ataque contra el ciudadano, en la calle Mercadillo y Bolívar, opinó que aquello es susceptible de una sanción, por lo pronto solicitó que el jefe de la dependencia dé una explicación al respecto.

 La vicealcaldesa, Diana Carolina Guayanay, dijo que, sin necesidad de “llorar sobre la leche derramada”, confía que el equipo del alcalde Quezada tomará la decisión del caso para que este tipo de inconvenientes no vuelva a pasar en las calles de Loja. Habló de una capacitación a los uniformados y que ello le compete a la parte administrativa.

Conformar una comisión

El alcalde del cantón, Franco Quezada Montesinos, ofreció sancionar a los agentes de control que agredieron al vendedor ambulante y también dijo estar de acuerdo con la estructuración de una comisión especial para la realización de las investigaciones.  

VOZ

Lo que se produjo ayer (miércoles) es una exageración de los compañeros municipales, allí se debe actuar administrativamente”,

Adálber Gaona Gahona, concejal