La violencia intrafamiliar alcanza cifras alarmantes en los cantones de la provincia de Loja

En febrero pasado se incrementó de manera considerable. Los niños, considerados por los padres como objetos. Hombres ya se atreven también a denunciar.  

Diversas son las actividades que emprende el organismo no gubernamental para frenar la violencia.
Diversas son las actividades que emprende el organismo no gubernamental para frenar la violencia.

La violencia sexual, psicológica y económica escala hacia límites insospechados en los diversos cantones de la provincia de Loja. Su evidente incremento tiene preocupada a la Fundación Espacios que, a través de su personal, realiza diversas actividades relacionadas con la prevención y sensibilización. 

Maltrato contra los hombres y los niños

Es que ahora, a decir de la directora Ejecutiva de Espacios, Doris Duque Villavicencio, los ataques no son únicamente contra las mujeres, sino también contra los hombres y los niños.

Los diversos casos llegan tanto al Centro de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género, de Loja, que cubre Catamayo, Saraguro Paltas, entre otros, cuya responsable es Karina González, como al Centro de Cariamanga con influencia en Gonzanamá, Celica, Sozoranga, Quilanga y Espíndola. Yesenia Cajilima está al frente.

Los centros, tanto de Loja como de Cariamanga, brindan atención gratuita con profesionales: abogados, psicólogos y trabajadoras sociales y las respectivas coordinadoras.

Doris Duque cuenta que de manera mensual han llegado de 25 a 30 usuarias a cada centro y alrededor de 200 personas indirectas que reciben atención psicológica, acompañamiento social y asesoría y patrocinio en el tema jurídico.

Incremento de la violencia

Pero, en febrero pasado, según revela, el Centro Integral de Loja atendió a 62 casos de agresión directa, mientras que en Cariamanga hubo más de 40 denuncias y que anteriormente llegaban a 30. Sexual, psicológico y económico, son los tipos de violencia.

A esto se suma, a decir de la directora Ejecutiva, la tenencia de los hijos que se torna en un problema cuando al niño lo convierten en un objeto el padre y la madre que entran en litigio. Asimismo, informa que la violencia intrafamiliar se replica en los planteles educativos con enfrentamientos físicos entre estudiantes, al igual que el acoso sexual.

La Fundación Espacios viene realizando diversas actividades para sensibilizar y prevenir la violencia intrafamiliar y que esta paulatinamente vaya reduciendo su cifra y que, de no frenar a tiempo, amenaza con convertirse en algo normal.

Denuncian y no regresan

Conferencias, casas abiertas, charlas, talleres, entre otras, son las actividades que realiza con los afectados la Fundación Espacios y que cada vez son más las personas violentadas las que llegan a la entidad. Tras el tratamiento, el organismo efectúa el seguimiento, cuyo fin es, a través de una mediación, recuperar la tranquilidad familiar, aunque señala que hay mujeres que llegan, denuncian y cuando se las llama ya no responden.  

PARA SABER

El Centro de Loja de la Fundación Espacios está ubicado en la avenida Cuxibamba y Ancón, al norte de la ciudad. EL contacto es 2589109.