La Policía Nacional se compromete a que asesino de uniformado ‘cumpla la mayor sentencia’

Hubo un homenaje póstumo por parte de la entidad a la que sirvió cuatro años, Jhonatan Moisés Ordóñez. Chinchipe despidió a su habitante.

Tras la eucaristía, los restos mortales fueron conducidos hacia el cementerio general. (Fuente: Radio San Antonio 94.9 FM, redacción HORA32)
Tras la eucaristía, los restos mortales fueron conducidos hacia el cementerio general. (Fuente: Radio San Antonio 94.9 FM, redacción HORA32)

En medio del dolor y el pedido unánime de justicia, el último sábado, 24 de febrero de 2024, fueron inhumados los restos mortales del policía, Jhonatan Moisés Ordóñez Martínez, de 24 años de edad, asesinado en El Pangui, perteneciente a Zamora Chinchipe, el último miércoles, 21 de febrero.

Atacado por un delincuente

El uniformado, oriundo del cantón Chinchipe, perteneciente a la provincia oriental, mientras perseguía a los autores de un asalto a una joyería de Yantzaza, de Zamora Chinchipe, fue atacado violentamente por un antisocial con un arma de fuego, cuyo saldo fue su deceso.

Los restos mortales del oficial llegaron a Zumba casi 24 horas después de su fallecimiento, antes estuvieron en el Centro Forense de Loja para la autopsia de ley. Una vez que arribaron a la ciudad fronteriza con el Perú, pasaron al barrio La Cordillera, ubicado a tres kilómetros de la cabecera cantonal.

La misa de cuerpo presente se celebró en la iglesia Nuestra Señora del Rosario, de Zumba. Fue presidida por fray Ángel Prieto. Familiares, amigos, compañeros y autoridades policiales asistieron a la ceremonia religiosa. Hubo lágrimas y nostalgia.

El comandante de la Subzona de Policía Zamora Chinchipe Nro. 19, Édgar Logroño Vallejo, con grado de coronel, en su discurso, dijo que la entidad uniformada, aparte de compartir el dolor, está lista para apoyar a la familia del hoy decesado, Jhonatan Moisés Ordóñez, cuyo legado, manifestó, perdurará en la entidad policial y en el corazón de cada uno de sus integrantes y de quienes tuvieron el privilegio de trabajar y conocerlo. 

Una llamada a las 04:46

Al tiempo de expresar que el sacrificio del policía Ordóñez no será olvidado, contó que a las 04:46 del 21 de febrero recibió una llamada donde le informaron del hecho de sangre y que dispuso que los efectivos acudieran al lugar de los hechos y que, cinco horas después, el asesino fue ubicado y capturado.

“Y el compromiso como Policía Nacional con nuestra defensa institucional vamos a llegar a que este asesino cumpla la mayor sentencia que sea posible lo que determine la ley”, ofreció la autoridad.

Jimmy Mauricio Japón Ordóñez, familiar del decesado, realizó una semblanza de Jhonatan Moisés Ordóñez Martínez: estudios primarios y secundarios, su ingreso para prepararse para policía, en 2018, y posterior graduación en 2020, así como su labor durante los cuatro años en la institución uniformada hasta el último miércoles que, en cumplimiento de su deber, murió en manos de la delincuencia.

PARA SABER

Durante la misa fueron bendecidos y entregados a los familiares los símbolos institucionales.