La muerte sorprendió a un octogenario en Calvas

Una vela que encendieron sus familiares como una forma de mantener vivo su recuerdo.
Una vela que encendieron sus familiares como una forma de mantener vivo su recuerdo.

El inesperado deceso de David T. P., de 85 años, en la ciudad de Cariamanga, capital del cantón Calvas, entristece a su familia, a sus allegados y a sus amigos que lamentan su partida.

Él falleció por causas naturales. Al octogenario, la tarde del lunes 15 de abril de 2024, mientras descansaba en su dormitorio le sobrevino un infarto agudo de miocardio.

Uno de sus familiares comunicó lo sucedido al 911 y los evaluadores de llamadas del Servicio Integrado de Seguridad comunicaron la emergencia a la consola de la Policía Nacional.

Los uniformados acudieron a esa casa y encontraron al octogenario sin vida y sobre la cama de su dormitorio; el médico que lo trataba entregó el certificado de defunción.

CLAVE

Sus familiares, allegados y amigos están consternados por su inesperado deceso.