Informe a la nación

El viernes 24 de mayo de 2024, el presidente Daniel Noboa Azin pronunció en la Asamblea Nacional su informe a la nación. Asistieron autoridades, ministros de Estado, invitados especiales, cuerpo diplomático, alto mando de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

Para que el informe llegue a la mayoría de ecuatorianos se colocaron pantallas gigantes en sitios estratégicos, en donde se aglomeró una gran cantidad de ecuatorianos, que no pudieron ingresar al salón de la Legislatura.

Por seguridad, cada asistente a la ceremonia recibió una invitación con un código de barras, que fue validado por un sistema informático para confirmar que efectivamente forma parte de la lista. Funcionarios de secretaría general, de las coordinaciones de protocolo, de comunicación, tecnología y otras unidades de la Asamblea estuvieron pendientes hasta de los más mínimos detalles logísticos y de seguridad para el evento protocolar donde el presidente Noboa rindió su Informe a la nación.

Una cadena nacional de radio y televisión transmitió el evento el mismo que llegó a los lugares más recónditos de la patria, mediante este medio tecnológico. En la actualidad se ha podido escuchar y leer cómo los detractores del Gobierno se han conspirando para hacer los más negativos comentarios al informe del presidente Noboa.

Pero ello no demuestra más que la amargura y el odio incrustados en el alma perversa de quienes, aglutinados en una falsa izquierda, extrema izquierda o extrema derecha, tratan de aprovecharse de la circunstancias para desmerecer el informe, que tuvo mucho de novedoso  y entre ellos  la  utilización de material audiovisual.

Es decir, usando una comunicación moderna, como en los países desarrollados, en donde están en pleno uso de esta nueva forma de comunicarse en forma masiva, utilizando para ello el moderno sistema de comunicación de masas que las actuales generaciones entienden perfectamente que más vale una imagen que mil palabras.

Luis Muñoz Muñoz