Humanización e innovación fundamentales para transformar la salud

Desde pequeños hemos escuchado distintas definiciones de lo que es la salud e incluso hemos desarrollado distintas percepciones de lo que significa estar saludables. A lo largo de la historia, profesionales dedicados a la salud han propuesto distintas definiciones para tratar de conceptualizar lo que significa este término. En 1948, en los inicios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se definió como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Este fue el intento de comenzar a trabajar un modelo holístico e integral, que incluye todos los determinantes sociales que pueden afectar el bienestar del ser humano.

Con el pasar de los años se mantiene una pérdida de la empatía, cualidad complementaria a la atención y tratamientos brindados a los pacientes, pues permite que éstos se sientan escuchados por los profesionales de la salud y, en consecuencia, motivados para luchar contra las enfermedades y malestares que presenten. Por tal motivo es indispensable que los sistemas de salud logren un balance que les permita adentrarse en el mundo de la tecnología y las diversas innovaciones que de manera constante surgen, pero a su vez tampoco descuidar el trato sensible hacia otra persona o aspectos como la compasión, el amor y sensibilidad que devuelvan esa tan ansiada humanización de los servicios de salud.

Con el apoyo de la humanización e innovación es que se lograrán cambios significativos en los sistemas de salud y así mejorar la percepción que tienen usuarios de los diferentes servicios.

Andrés Sigcho O

andres_575@hotmail.com

Abrir chat