¡Gracias por serlo todo!

Hay que hablar de las madres y su genuina vocación. Ayer, hoy, mañana, este domingo, mejor dicho, siempre. Y hay que hacerlo en sentido auténtico, con emoción, con orgullo, y con la convicción de que lo son todo. Una totalidad, por cierto, difícil de describir y muchas veces de comprender. Porque todo en ellas es infinito: el amor que profesan, la entrega absoluta con la que se desenvuelven, el grado de compasión que pueden alcanzar, la sabiduría indiscutible, la ternura de sus besos, abrazos y expresiones; la fortaleza muchas veces inédita, la vitalidad para asumir retos y superarlos de forma ejemplar… en definitiva, todo aquello que, a los hijos, nos ha sostenido hasta ahora.

Por ello es que las palabras no caben para dimensionar y exteriorizar el significado real que tiene, en nuestra vida, la presencia de una madre. No solo como el génesis mismo, sino como la brújula imprescindible que nos orienta en el caminar.

Acaso porque siempre falta y nunca sobra el consejo, la retada, el acompañamiento, la sonrisa, el abrazo, el beso, la presencia misma de mamá. Nunca está de más, nunca es exagerada, pues siempre llena, en la medida precisa, a esto que le llamamos vivir.

Quizá por eso nos cueste tanto, a quienes aún tenemos la fortuna de tenerlas entre nosotros, imaginarnos el decurso vital sin ellas. Porque, insisto, lo son todo. Porque todo lo llenan, todo lo componen, todo lo hacen más ligero, muchas veces a costa de su propio bienestar.

Solo cabe, como hijos, procurar ser recíprocos y gratos, respetuosos y considerados. Es lo mínimo que podemos ser y hacer frente a la inconmensurable obra de vida que ellas han labrado con un amor puro, incondicional, diáfano. Un amor irrepetible. Porque el ejercicio de ser madre es, creo yo, el más grande acto y testimonio de desprendimiento y entrega. Desprendimiento total, entrega total. Gracias a ellas es que no hemos perecido en este intento de existir… Gracias, mamá.    

José Luis Íñiguez G.

joseluisigloja@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *