Fallece Santiago Alejandro, defensor de los derechos de los docentes jubilados de la UNL

El deceso de Santiago Alejandro consterna a sus familiares, amigos, excompañeros de la Alma Máter. Hizo labor social.

Apegado a la religión católica y creyente de la Virgen del Cisne, fue un destacado hombre público y empresario.
Apegado a la religión católica y creyente de la Virgen del Cisne, fue un destacado hombre público y empresario.

El reconocido docente, dirigente y empresario calvense, José Santiago Alejandro Ojeda, falleció en la ciudad de Loja, ayer, lunes 19 de octubre de 2020, a los 75 años. Su deceso originó pesar en sus familiares, amigos y allegados.

Sus estudios

Nacido en Cariamanga, perteneciente al cantón Calvas, en la provincia de Loja, el 2 de abril de 1945, sus estudios primarios los cursó en la Escuela Santa Juana de Arco, de los Hermanos Cristianos, de Cariamanga; los secundarios, en el Normal Rural Eloy Alfaro y en el Colegio Belisario Quevedo, de Pujilí; los superiores, en la Universidad Nacional de Loja (UNL), en la Facultad de Ciencias de la Educación.

Santiago Alejandro fue profesor normalista rural, bachiller en Ciencias de la Educación, profesor de Segunda Educación, licenciado y doctor en Ciencias de la Educación. Asimismo, trabajó en varias escuelas de la provincia de Loja, así como en la ciudad, llegando a ocupar la subdirección y dirección de la Escuela Marieta de Veintimilla, de Motupe, cofundador de la Extensión del Colegio Manuel Cabrera Lozano, anexo a la Facultad de Ciencias de la Educación, de la UNL.

De igual manera, fue vicerrector del Colegio Manuel Cabrera Lozano, catedrático de la Faculta de Ciencias de la Educación de la Alma Máter, director de la Escuela de Docencia en Primaria y cofundador de sus extensiones en Cariamanga, Catacocha y Yantzaza.

El hoy decesado cumplió varias funciones, entre ellas concejal de Calvas, presidente de la UNE de Calvas, vicepresidente de la Colonia de Cariamanguenses Residentes en Loja, presidente de los Exalumnos del Normal Eloy Alfaro Residentes en Loja, vocal de la Cámara de Pequeños Industriales de Loja, presidente de la Cámara de Comercio de Loja por dos períodos; vocal de la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador.

Su espíritu de lucha lo llevó a ser vicepresidente de la Asociación Escuela de Pedagogía de la UNL y presidente de la misma Asociación, miembro de la Junta de Especialidad Físico-Matemática, dirigente de la FEUE, filial Loja.

Asimismo, fue socio fundador de la Asociación de Profesores de la Universidad Nacional de Loja (APUL), así como un incansable luchador y defensor de las causas de los docentes y de los jubilados, de cuya Asociación fue su presidente y luchó hasta los últimos días de su vida porque se les pague sus incentivos.

Santiago Alejandro también incursionó en el servicio social, siendo un activo dirigente del Club de Leones de Loja, jefe Leonístico de la Zona de Loja, jefe de Región de las provincias de Loja y Azuay.

También fue gerente fundador de Gráficas Santiago, fundador y presidente de las compañías Estancia Norte y Lojagas.

Reacciones de la ciudadanía

Tras conocer del deceso del ilustre hombre público y maestro de vocación, Santiago Alejandro, varias fueron las expresiones de dolor manifestadas por sus amigos y gente que lo conoció de cerca como del actual presidente de la APUL, Thuesman Montaño, quien con evidente pena dijo que fue un incansable luchador por las causas universitarias, de sus docentes y jubilados.

“Fue una noble persona y un buen amigo. Sinceramente nos ha golpeado esta noticia”, precisó el dirigente de los docentes de la UNL.  El Club de Leones de Loja, por su parte, escribió en redes: “Un hombre generoso y de alma buena se ha ido, que su vida de servicio sea la motivación para seguir trabajando por nuestro prójimo…”.

Esthela María Moreno Ordóñez, dirigente nacional, tras deplorar el fallecimiento del educador y presidente de la Asociación de Docentes e Investigadores Jubilados de la UNL, dice que “hasta sus últimos días defendió los derechos de los jubilados.

El cantautor lojano y gestor cultural, Benjamín Pinza Suárez, publicó: “Qué dolor para inmenso la ausencia de Santiago Alejandro Ojeda. Es la pérdida de un hombre inmenso, altruista, de elevados sentimientos, luchador por las causas nobles y de grandes ejecutorias… En la Asociación de Profesores de la Universidad deja un vacío muy difícil de llenar…”.

CLAVE

La Colonia de Cariamanguenses Residentes en Loja le otorgó la condecoración ‘Mariano Samaniego 1992-1993’.

PARA SABER

Fue presidente de la Asociación de Profesores de la Facultad de Ciencias de la Educación. Fue formado en la ciencia y la tecnología empresarial, en la industria gráfica y en el comercio.

Abrir chat