Exdirigente empresarial alerta que la vialidad provincial se encuentra abandonada

Indica que en la vía Loja-Catamayo hay cráteres de más de un metro de diámetro por 30 centímetros de profundidad. Plantea alternativas.

La vía que conecta a Zapotillo y Macará, por Saucillo, está a punto de colapsar.
La vía que conecta a Zapotillo y Macará, por Saucillo, está a punto de colapsar.

“La vialidad de la provincia de Loja se encuentra en completo abandono”, manifiesta el exdirigente empresarial y deportivo, Jaime Villavicencio Freire, quien señala que falta gestión de las autoridades y, sobre todo, decisión para resolver los problemas de los habitantes. La carretera Saucillo-Macará, pone como ejemplo, está destrozada.

Vía Saucillo-Macará

En los últimos meses, dice, a propósito de su trabajo como proveedor de materiales de construcción, ha palpado la cruda realidad que viven los habitantes de algunos cantones lojanos que no se compadece con la infinidad de sitios turísticos que bien se puede potenciar, a más de su gente amable y trabajadora.

Sin embargo, comenta haberse desilusionado cuando, al visitar Potrerillos, ubicado en el tramo Saucillo, en Zapotillo, y Macará vio cómo este eje vial luce lleno de huecos, invadido por la maleza y, es más, en una parte la mesa está a punto de colapsar.

“Allí no ha llegado el apoyo gubernamental o seccional y eso deriva en que la gente pierda ese espíritu y la confianza que puedan resolver sus problemas, eso no puede ser”, dice, tras informar que, en un tramo de la carretera Celica-Cruzpamba-Patuco Chico-Patuco Grande-Algarrobillo-Sabanilla-Y del Muerto, se encuentra en pésimas condiciones, luego que pasaran vehículos pesados. El sector afectado es antes de llegar a Cruzpamba.  Tampoco hay mantenimiento por parte de la Prefectura.

Un tramo lleno de huecos

Entre El Almendral y El Limón, por la vía a Macará, si bien se encuentra en regular estado, en un tramo del asfalto está lleno de huecos, sin que se haya bacheado por más de un año. En el eje San Pedro de la Bendita-Veracruz, en malas condiciones. Jaime Villavicencio dice que los daños son provocados por los tráileres que circulan por allí y que llevan el material extraído del Oriente.

La vía Loja-Catamayo está destruida. Allí hay cráteres de más de un metro de diámetro por unos 30 centímetros de profundidad, lo cual “representa un peligro para los conductores”, mientras que en la carretera antigua la situación también es deprimente y es que, según señala, las autoridades no caen en cuenta que ese eje sirve mucho a los habitantes del sur de Loja que, tomando esa ruta, emplean 15 minutos menos para llegar a la ‘Ciudad del eterno sol’.  

Unas alternativas

En este contexto, plantea alternativas como que, a través de la Asamblea, se pueda normar que la región sur del país: Loja, Zamora y El Oro, reciba también las regalías petroleras, como sí tienen las amazónicas, y la reapertura del peaje, en la vía Loja-Catamayo, para que, a los carros pesados, especialmente los que transportan material del Oriente, se les aplique un valor extra. 

PARA SABER

La vía Saucillo-Macará tiene una longitud de 42 kilómetros, corre paralela a la frontera con el Perú.