El virus más peligroso

Salió a la luz pública el tema de las vacunas a personas “importantes” (vacunas VIP), comportamiento propio en un país desigual. Si esto pasa en lo micro, imagínense lo que sucede en lo macro, para muestra un botón: el Club Bildelberg , club en el que se reúnen cada año los 130 magnates más poderosos del mundo, con influencia en la política, cultura y economía mundial, tiene como objetivo principal el dominio mundial mediante estrategias de guerra que según Cristina Martín son “guerra sutil y discreta cultural, la guerra económica y psicológica, y la guerra mundial clásica”, a estas tres la autora añade “la guerra contra la vida”. En lo cultural tenemos la imposición de un pensamiento único maquinado en “laboratorios de manipulación social” y financiación de tanques de pensamiento (Think Tanks). La guerra económica y psicológica donde muy pocos quieren poseer todo, generando oligopolios que aplican la teoría de la destrucción creativa. La guerra mundial clásica que viene desarrollándose subrepticiamente, hoy 70 países están en guerra, directa o indirectamente. Por último, la guerra contra la vida, para 2050 se piensa reducir la población mundial en 3.000 millones de personas menos; el Club Bilderberg viene quejándose del aumento del número de ancianos improductivos y del creciente gasto en pensiones, ¡vaya coincidencia! Será verdad o mentira lo que dice Cristina Martín en su libro “La verdad de la pandemia”, pero si la pandemia no tiene un objetivo, se está aprovechando para conseguir los objetivos de los grandes potentados del mundo, ahora solapados en las exorbitantes ganancias de las farmacéuticas. Esto nos anima a combatir el virus más peligroso: el poderío de los amos del mundo. En esto no hay error.

Jorge Benítez Hurtado

jabenitezxx@utpl.edu.ec

Abrir chat