El hospital Isidro Ayora, de Loja, afirma que el problema de Katherine Daniela Lara no se origina en la ligadura 

Se indica que la paciente tuvo dos cirugías previas: una hace 20 años y otra hace siete años. Y se habla de un síndrome de adherencias. Galenos anuncian una nueva operación.

Los tres profesionales explican la situación de la paciente, a partir del 1 de agosto de 2023 que llegó a dar a luz.
Los tres profesionales explican la situación de la paciente, a partir del 1 de agosto de 2023 que llegó a dar a luz.

El hospital Isidro Ayora, de la ciudad de Loja, a través de sus médicos, pertenecientes a diversas áreas, se pronuncia frente al caso Katherine Daniela Lara Guachisaca. La casa de salud pública asegura que el problema de la usuaria no se origina en la ligadura, a la que fue sometida, sino que habla de un síndrome de adherencias.

Desde agosto de 2023

El viacrucis de Katherine, de 24 años de edad, empezó en agosto de 2023 cuando dio a luz a su segundo hijo. Según contó su madre a HORA32, Carmen Piedad Guachisaca Angos, el 1 de agosto, en el hospital Isidro Ayora dio a luz de manera normal.

El 2 de agosto fue intervenida por una ligadura. Desde allí han sido varias las intervenciones quirúrgicas y se viene otra, mientras tanto la familia debe 12.432 dólares a una clínica particular y le hace falta unos ocho mil dólares para la nueva operación en una casa de salud privada. Es que la progenitora dijo que no quiere correr un nuevo riesgo.

Marco Medina Sarmiento, responsable del área de Ginecología, expresa que el alumbramiento fue de manera normal y que la ligadura resultó exitosa, luego de aquello la paciente presenta un sangrado abdominal, concretamente en la cápsula del ovario, siendo intervenida quirúrgicamente y tras aquello el cuadro ginecológico quedó superado. 

Sobre el porqué la salud no mejoró, el profesional señala conocer que Katherine tuvo hace tiempo unas dos cirugías previas y que cuando fue ligada presentó un cuadro de adherencias que, según explica, son estructuras que se forman y unen órganos entre sí y que, al parecer, la tensión de una de estas adherencias provocó la lesión de la cápsula del ovario, que es donde estuvo sangrando y que se logró superar aquello.

Obstrucción intestinal

El encargado del área de Cirugía, Byron Pinza Vivanco, expresa que la tasa de complicaciones quirúrgicas siempre se presenta y que derivan en riesgos prevenibles y aquellos que no se pueden predecir ni adivinar lo que sucederá, por tanto, en el caso de Katherine cuando llega a Cirugía General, después del tratamiento en Ginecología, se encuentra un cuadro clínico de obstrucción intestinal: no puede eliminar gases, no hace la deposición y que se encuentra distendido el abdomen.

“Es muy probable que las adherencias por las cirugías previas, en la manipulación de los tejidos hace que el organismo de Katherine trate de repararlos y al tratar de repararlos formó adherencias: se pega un intestino con el otro, y, finalmente, obstruyeron el intestino”, explica el médico e indica que la única manera de remediar aquello es mediante una cirugía.

Dos cirugías previas

El director Médico del ‘Isidro Ayora’, Rodrigo Montero Jiménez, informa que Katherine, antes de ir en busca de atención, en agosto de 2023, registra dos intervenciones quirúrgicas previas: hace 20 años, de una hernia umbilical y hace, aproximadamente, siete años, de una cirugía por quiste ovárico, es decir, “tiene antecedentes quirúrgicos”.

Dice que la paciente fue atendida en agosto, noviembre, diciembre de 2023, enero y febrero de 2024 y que, incluso, estuvo en condiciones de egresar del hospital, aunque entre agosto y noviembre se identificó cálculos en su vesícula, que preocupa a los galenos, la familia y la paciente que tendrán que resolver, dado el antecedente de sus adherencias. 

En noviembre, dice, acude con un intenso dolor y llevó a realizarle una derivación del intestino a la pared para que pueda tener un tránsito intestinal adecuado, cuya cirugía está pendiente para reconectar o restituir el intestino que se hará cuando las condiciones de la paciente, Katherine, lo permitan. Se estima que la operación se realizaría a mediados de marzo.  

PARA SABER

Al momento, la paciente continúa internada en el hospital.