El exalcalde de Macará, Alfredo Suquilanda, exhorta al presidente Noboa a atender al cantón

Son varias las necesidades que tiene ese sector fronterizo, golpeado duramente por la pandemia del coronavirus. Ley de Desarrollo Fronterizo no se aplica.

En Macará, la población ha decrecido más del 30%, puesto que en el censo de 2010 hubo 19.250 habitantes y en 2023, 18.200.
En Macará, la población ha decrecido más del 30%, puesto que en el censo de 2010 hubo 19.250 habitantes y en 2023, 18.200.

“Macará se debate en el abandono y la Ley Orgánica de Desarrollo Fronterizo es letra muerta”, expresa el exalcalde del cantón, de la provincia de Loja, Alfredo Suquilanda Valdivieso, quien exhorta al presidente, Daniel Noboa Azin, a atender a este lugar, “olvidado por lo poderes centrales hasta nuestros días”.

Varias necesidades

Recuerda que, a la frontera sur, especialmente a Macará, a raíz de la firma de la paz con el Perú, en 1998, le hicieron varios ofrecimientos, pero que, sin embargo, aquello ha tardado en cumplirse. Se hace indispensable, según detalla, que se construya la segunda etapa del plan maestro de agua potable, el tratamiento de aguas residuales, el alcantarillado pluvial, para evitar la contaminación del río Macará.

Acota que el Municipio, que dirigió durante el período 2019-2023, no cuenta con los recursos económicos y por eso pide que el Gobierno Nacional apoye la declaratoria de Macará como zona franca, se estudie la forma de diversificar los cultivos, se dé tratamiento especial a comerciantes, agricultores y ganaderos en BanEcuador.

Alfredo Suquilanda expresa ser vital la habilitación del canal de riego, la reconstrucción de la vía Macará-Saucillo (Zapotillo), que se encuentra en malas condiciones, así como que se cumpla lo establecido en la Constitución: la atención preferencial a los cantones que se encuentren en una franja fronteriza de 40 kilómetros. 

Crear fuentes de trabajo

El exburgomaestre opina que, aplicando una Carta Magna de derechos y de justicia, se debe apoyar al alcalde y a la Municipalidad, principalmente cuando se requiere reactivar la frontera, golpeada por la pandemia del Covid-19. Sobre el haber militarizado las fronteras y también cerrado los pasos ilegales, considera un acierto, que “debe ser recompensado con obras, para crear fuentes de trabajo y evitar la migración de los habitantes de la frontera”.

Sugiere al presidente Noboa, través del Miduvi, poner en marcha otro plan de vivienda con 150 casas para la gente pobre de Macará, como ya lo hizo el régimen de Lenín Moreno, a través del gerente de Ecuador Estratégico, luego titular del Ministerio de Vivienda, Julio Recalde, en convenio con el Municipio durante su periodo.

VOZ

  • El presidente está haciendo una gran labor para combatir al crimen organizado y a la narco-delincuencia”,

Alfredo Suquilanda Valdivieso,

exalcalde de Macará