El concejal Iván Ludeña dice que el alcalde Quezada dilata el tema Simar

Considera que la solución es la terminación unilateral del contrato con la constructora, pero que el burgomaestre no da paso. Barrios, perjudicados.

El barrio El Rosal es uno de los afectados por la paralización de los trabajos por parte de la empresa.
El barrio El Rosal es uno de los afectados por la paralización de los trabajos por parte de la empresa.

“El tema Simar, como dice el pueblo, es el cuento del gallo pelón”, manifiesta el concejal del cantón Loja, Iván Ludeña Astudillo, quien manifiesta que desde el inicio de la actual administración municipal los ediles y él han venido pidiendo al alcalde, Franco Quezada, su pronunciamiento respecto a la problemática surgida entre esa compañía y el Ayuntamiento.

En agosto de 2021

Tras suscribir un contrato con el Municipio, en agosto de 2021, la constructora Simar, luego de recibir un anticipo, inició los trabajos de asfaltado en 10 barrios de la ciudad. El monto total de la obra es de alrededor de 14’700 mil dólares.

 Pero, de los 10 barrios, únicamente ha asfaltado tres de ellos: Turunuma, Clodoveo Alto y La Banda Sur. Hay un acta de recepción provisional, mientras que, en El Rosal, Las Pitas II, San Cayetano Bajo y San Cayetano Alto, las labores están suspendidas; y en Cacefca, Isidro Ayora y San Vicente, no se ha realizado labor alguna. 

Iván Ludeña dice que se le ha exigido al burgomaestre explique qué pasa con la empresa Simar, pero no ha dado respuesta alguna y más bien le da largas al tema. Hasta que, dada la insistencia, convocó a una sesión de trabajo para abordar la situación y tras esa cita volvió a llamar a los ediles para una nueva reunión “para tratar lo mismo”.

Terminación unilateral del contrato

Expresa que le ha dicho varias veces al alcalde que termine unilateralmente el contrato con Simar y que proceda a cobrar las garantías a la compañía que ascienden a cuatro millones de dólares y que incluso, hace un mes y medio, el personero municipal ofreció hacerlo, sin embargo, el último lunes, 13 de mayo de 2024, volvió a llamar a los concejales a otra sesión de trabajo para tratar el problema.

Al tiempo de decir que no acudió a esa convocatoria del alcalde Quezada porque considera un engaño y una tomadura de pelo, tanto a los ediles como a la comunidad lojana, Iván Ludeña manifiesta no explicarse por qué el burgomaestre no puede tomar la decisión de terminar unilateralmente el contrato con Simar. 

El concejal advierte que los lojanos se encuentran molestos con el primer personero municipal y con los ediles y que, ante ello, el Cabildo debe tomar acciones inmediatas, “si el señor alcalde no cambia de criterio, de pensamiento y de actitud con la ciudad, no con los ediles, porque vemos que en un año ha habido un retroceso total”, precisa.

PARA SABER  

El monto total de la obra es de alrededor de 14’700 mil dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *