El caso de la vivienda del barrio Cuarto Centenario va al seno del Cabildo

En esta fotografía, tomada el 24 de marzo, se evidencia la construcción realizada, junto a la pared de la casa afectada.
En esta fotografía, tomada el 24 de marzo, se evidencia la construcción realizada, junto a la pared de la casa afectada.

Mayra García Calle, hija de Sonia Calle, propietaria de la vivienda fisurada del barrio Cuarto Centenario: calle José María Peña, entre Miguel Riofrío y Rocafuerte, en el centro de la ciudad de Loja, llevó el caso al seno del Cabildo, el último jueves, 21 de marzo de 2024.

La habitante fue recibida por el alcalde, Franco Quezada, y los ediles. Lo hizo bajo comisión. Vale recordar que, desde agosto de 2023, viven en continua zozobra porque allí el peligro acecha. Todo empezó, según dicen, desde que una constructora empezó a realizar trabajos para levantar un edificio de cinco pisos.

Mayra García Calle, en el tiempo que le dio el Cabildo para intervenir, que fue de 37 minutos, expuso el inconveniente que se da en el barrio y, sobre todo, en la vivienda de su madre, cuya infraestructura sufrió daños en su cimentación la tarde del 16 de noviembre de 2023.

Indicó al pleno los problemas vividos hasta el momento, como el tener que abandonar la residencia por temor a un colapso total, así como las afectaciones en la casa del Sindicato de Choferes, el socavón en la vía, entre otros problemas. 

Paralización de los trabajos

Asimismo, exigió al Municipio la paralización de los trabajos hasta que remedien la dificultad de la casa de su madre, cuyo avalúo al momento es de alrededor de 390 mil dólares.

Dos funcionarios del Municipio respondieron a Mayra García. Uno de ellos reconoció que la casa tiene problemas, aunque señaló que son dos centímetros de asentamiento. También sugirieron que llegue a un acuerdo con el propietario de la construcción porque el Municipio “no puede meterse en propiedad ajena (…)” y señaló que la propietaria no deja ejecutar las obras. Dijo que no se puede suspender los trabajos porque las secuelas serán mayores.

Tras escuchar a las dos partes, el alcalde, Franco Quezada, ofreció solucionar el inconveniente e invitó a las partes en conflicto a llegar a un acuerdo, “en los mejores términos”.     

Mayra García dijo a HORA32 que el último fin de semana la constructora ha agilitado la obra, mientras tanto ninguna solución llega por parte del Municipio, al que le ha pedido vía oficio la paralización de la obra y el retiro de las estructuras metálicas. 

PARA SABER

La vivienda está valorada en 390 mil dólares.