Corresponsabilidad al elegir

La democracia consiste en elegir y ser elegido, pero lastimosamente quienes no son electos o sus seguidores, no aceptan que al elegir se debe aceptar la derrota y continuar trabajando desde nuestros espacios, aceptando una corresponsabilidad al elegir a un mandatario.

El término mandatario significa que una persona le da la confianza y le faculta para que le represente en un cargo de elección popular.

El Ecuador tiene una normativa electoral adecuada para exigir a un mandatario a cumplir su plan de trabajo, pero los candidatos y los electos no conocen su responsabilidad y lo que menos les importa es cumplir la voluntad de la mayoría y velan por grupos minoritarios, generalmente a quienes les apoyaron en la campaña electoral.

Todo proceso electoral se reduce a una contienda entre los mismos dueños de partidos y/o movimientos políticos y los mismos candidatos, muchos de ellos, inclusive se cambian de camiseta en cada elección.

La verdad es que todos somos corresponsables porque quienes elegimos debemos exigir que se cumpla nuestra voluntad y no oponernos por oponernos y menos criticar por criticar las acciones de los elegidos. Todos somos cantón, provincia y país y como tal, debemos cumplir nuestro rol y crecer como población sin esperar la voluntad de terceros sino depender siempre de nuestra voluntad y mucho más los elegidos que están obligados a satisfacer las necesidades y velar por la eficiencia del servicio público, porque son nuestros servidores.

Manuel Salinas Ordóñez

manuel.salinas@unl.edu.ec