Contaminación por agroquímicos, es objeto de estudio

La UTPL evalúa el impacto de los plaguicidas en células cultivadas en los mismos laboratorios y cómo se relacionarían con el desarrollo de enfermedades.

Se realiza una investigación completa para conocer la situación en Loja.
Se realiza una investigación completa para conocer la situación en Loja.

El impacto de los agroquímicos en la salud humana es una preocupación que a menudo se subestima, pero la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) está abordando este tema mediante un proyecto de investigación. Según Pablo Ochoa Cueva, docente de la carrera de Agropecuaria, las contaminaciones por agroquímicos pueden ser agudas o crónicas, y cada cuerpo humano asimila estos químicos de manera diferente.

«Existen productos químicamente persistentes y otros que se disuelven más fácilmente en el ecosistema. Los químicos persistentes son los que llegan a nosotros a través de la alimentación de carne, vegetales y frutas, o por inhalación. Dependiendo de cada individuo, el impacto puede ser mayor o menor», expresa Ochoa.

El catedrático también señala que se ha desarrollado un índice de exposición potencial a los pesticidas, especialmente en zonas rurales. Los resultados indican que en estos lugares, así como en áreas cercanas a los cultivos, las personas están más expuestas a productos químicos y, por ende, a enfermedades.

Variables

Este estudio consideró cuatro variables: la distancia de los cultivos a los poblados, la densidad de población, la frecuencia de fumigación y el tipo de producto y su toxicidad. Para medir el riesgo potencial de exposición a plaguicidas, utilizaron una distancia estándar de 200 metros desde los cultivos, conforme al Reglamento Interministerial para el Saneamiento Ambiental Agrícola. Los poblados más cercanos a esta distancia estándar tienen un mayor riesgo de exposición.

Alrededor del 60% de los poblados en la provincia de Loja que están cerca de un cultivo presentan algún grado de riesgo de exposición. La muestra analizada comprendió más de 5 mil poblaciones, de las cuales aproximadamente mil son las más afectadas.

El Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE) recomienda el uso de equipos de protección personal, como guantes, trajes impermeables, protectores oculares, mascarillas y botas de caucho, para la manipulación y aplicación de estos productos químicos. Sin embargo, Ochoa comenta que en el campo, la realidad es diferente debido a razones como la falta de acceso a estos equipos, su costo y la percepción errónea sobre estos químicos.

Los pesticidas se clasifican según su toxicidad en el sistema globalmente armonizado propuesto por las Naciones Unidas, codificado por colores: rojo para los extremadamente tóxicos, amarillo para los altamente tóxicos, azul para los moderadamente tóxicos y verde para los ligeramente tóxicos. Esta clasificación es crucial para comprender los riesgos asociados con su manejo.

Laboratorios

Debido a la preocupación por los efectos de los agroquímicos en el cuerpo humano, la UTPL también realiza investigaciones en sus laboratorios. Paulina Arévalo Jaramillo, docente de la carrera de Fisioterapia, comenta que en los laboratorios de la universidad se evalúa el impacto de los plaguicidas en células cultivadas, así como su relación con el desarrollo de enfermedades.

«Tratamos de simular qué le sucede a una célula después de someterla a los agentes tóxicos. De esta forma, podemos evaluar los efectos biológicos de estos compuestos», comenta Paulina Arévalo.

Han observado que las líneas celulares presentan algunos cambios, como alteraciones en el ciclo celular, evaluado como viabilidad celular, y actividad enzimática, que determina su capacidad para metabolizar compuestos tóxicos. Esta información permite comprender el funcionamiento celular, aunque la catedrática señala que se necesitan varias pruebas para entender completamente el efecto en la célula.

Por ello, dentro de los trabajos de investigación, se realizan otros ensayos, como el cometa y el de micronúcleos, denominados ensayos de genotoxicidad, que evalúan el nivel de agresividad del compuesto analizado con el material genético de las células. En el ensayo cometa, han observado un incremento en el «largo de cola del cometa», indicando daño en el material genético de la célula. En los ensayos in vitro, evaluaron varios agroquímicos, como herbicidas, insecticidas y fertilizantes.

La exposición prolongada a este tipo de químicos puede asociarse con la aparición de enfermedades como el cáncer, y en el caso de una mujer embarazada, la exposición afecta también a su hijo.

Recomendaciones

Ochoa y Arévalo recomiendan que todos los campos involucrados, tanto el productor como el consumidor, la academia y el estado, pongan mayor interés en el tema. «Es importante implementar estrategias de control de plagas y enfermedades que no impliquen la utilización de productos químicos nocivos», coinciden los docentes.

El camino hacia un futuro sostenible en la agricultura es complejo pero necesario. Al equilibrar la productividad con la sostenibilidad, podemos responder al desafío de la seguridad alimentaria en favor del planeta y sus habitantes.

Por este motivo, la UTPL, a través de sus iniciativas de estudio, investigación y divulgación científica sobre temáticas de alta relevancia, impulsa su proyecto Ecuador, Conexión Científica, cuyo tercer capítulo es ‘Agroquímicos en la encrucijada’, disponible en el canal de YouTube de la UTPL.

CLAVE

La exposición prolongada a este tipo de químicos puede asociarse con la aparición de enfermedades como el cáncer, y en el caso de una mujer embarazada, la exposición afecta también a su hijo.