Concejal lojano dice que proyecto de compra de maquinaria tiene falencias e irregularidades

Quiñónez dice que no hay un respaldo financiero. A la sesión del último sábado no asistieron seis ediles. Ello incomodó al burgomaestre Quezada.

Pablo Quiñónez Riofrío, concejal del cantón Loja.
Pablo Quiñónez Riofrío, concejal del cantón Loja.

El concejal del cantón Loja, Pablo Quiñónez Riofrío, uno de los seis ediles que no asistió a la sesión extraordinaria de Cabildo, convocada por el alcalde Franco Quezada para el último sábado, 9 de marzo de 2024, en Malacatos, justifica su ausencia señalando que hay falencias en el proyecto de compra de maquinaria. 

No hay un respaldo

Pablo Carrión, Miguel Castillo, John Espinosa, Jorge Patiño (en calidad de alterno), Iván Ludeña y Pablo Quiñónez no acudieron a la sesión, lo cual molestó al burgomaestre.

El edil manifiesta que, en lo personal, no fue debido a las múltiples irregularidades y falencias en el proyecto presentado al Concejo Municipal para el endeudamiento de cerca de 7.7 millones de dólares, “sin ningún respaldo que certifique que el Municipio tiene la capacidad financiera para poder pagar, ni la maquinaria ni los proyectos de construcción con los que justifica en teoría la compra de la maquinaria”.

Agrega que, de aprobarse el proyecto, para el primer año, 2024, la entidad necesitaría, tanto para la maquinaria como para los proyectos, alrededor de 5.3 millones de dólares, pero “no existe un solo documento que la Dirección Financiera certifique que hay un recurso extra para cancelar”. 

Una convocatoria apresurada

Señala que, aparte de las falencias técnicas, también le preocupa el hecho de convocar apresuradamente a una sesión extraordinaria en Malacatos y, asimismo, que se intente presionar al Cabildo a tomar una decisión sobre la cual no existe un acuerdo de mayoría porque “no hay un solo respaldo financiero”.

Pablo Quiñónez aclara que, si hubiera la capacidad económica en el Municipio, entonces, ninguno de los ediles se opondría al proyecto del alcalde Quezada para renovar el equipo caminero.

Agrega que el proyecto también contempla el asfaltado de únicamente media cuadra, en cada parroquia rural, y otra media cuadra de adoquinado, ello a ejecutarse en estos tres años y medio de administración municipal.

Algo reprochable  

Tampoco, dice, se cuenta con los estudios e informes correspondientes, pero sí se quiere presionar al Concejo Municipal para que tome una decisión basada en una información incompleta y, “sobre todo, queriéndolo inducir a cometer algún error, eso me parece reprochable y por eso no asistí a esa sesión”.

PARA SABER

La sesión fue convocada para el último sábado, 9 de marzo de 2024, en Malacatos.