Basura: los municipios lojanos de la Mancomunidad del Bosque Seco, en problemas

Urge la construcción del Centro de Gestión. Hay el espacio físico, los estudios, pero no se cuenta con ocho millones de dólares que cuesta el proyecto.

Actualmente en los cantones, miembros de la mancomunidad, se echa la basura en los denominados botaderos.
Actualmente en los cantones, miembros de la mancomunidad, se echa la basura en los denominados botaderos.

Los cantones Macará, Paltas, Celica, Pindal, Puyango y Zapotillo, de la provincia de Loja, afrontan problemas con sus respectivos rellenos sanitarios que, al momento, se encuentran colapsados, al igual que las estructuras de confinamiento de los residuos peligrosos.

Una mancomunidad

A los seis cantones, a través de sus municipios, los une la Empresa Pública Municipal Mancomunada de Aseo Integral Bosque Seco, (Emmaibs-EP?), creada en 2014 para manejar integralmente el sistema de los residuos sólidos generados por esas jurisdicciones.

Los cantones involucrados en esta mancomunidad arrojan 93.757 habitantes, 65% en asentamientos urbanos y 35% en áreas rurales, en un territorio de 4.332,9 km².  La población en la actualidad libera la basura en botaderos, a los que han quedado reducidos los rellenos sanitarios, a cargo de los municipios respectivos.

El exalcalde de Macará, Alfredo Suquilanda Valdivieso, manifiesta que, al encontrarse los rellenos sanitarios colapsados, es necesario el moderno centro de gestión con infraestructura para el tratamiento de desechos orgánicos e inorgánicos y desechos sanitarios o peligrosos.

Un espacio en Celica

El Centro de Gestión de Residuos Sólidos y Sanitarios está previsto se construya en un terreno, cuya área es de 14 hectáreas, perteneciente a la Mancomunidad del Bosque Seco, ubicado en el cantón Celica, parroquia Sabanilla, barrio Guayabito, incluso se cuenta con los estudios, licencia ambiental, entre otros.

Al detallar que el modelo contempla cuatro centros de transferencia de residuos sólidos, Alfredo Suquilanda informa que el proyecto tiene el apoyo del Ministerio del Ambiente, el Programa Nacional para la Gestión Integral de Desechos Sólidos (Pngids), que financiaron el estudio, la Fundación Alianza por la Solidaridad y el Consorcio para el Desarrollo Sostenible de la Ecorregión Andina (Condesan), que intervienen en el territorio de la Reserva de Biosfera Bosque Seco. 

No hay dinero para la obra

No obstante, la importancia del centro de gestión, a decir del exalcalde Suquilanda, el problema ahora es el financiamiento por lo que es vital que el presidente, Daniel Noboa Azin, y los respectivos ministerios apoyen este proyecto con la asignación de unos ocho millones de dólares o, en su defecto, consigan de la empresa privada nacional o internacional los fondos para la ejecución de la obra.

PARA SABER

Los beneficiarios directos son alrededor de 20 mil familias y los indirectos, unos 500 mil habitantes ubicados en la Reserva de Biosfera Bosque Seco y Transfronteriza Bosques de Paz Ecuador–Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *