Aguas Sulfurosas, en completo abandono

Un recurso turístico que contó la ciudad de Loja y que data de hace años: el balneario Aguas Sulfurosas, ubicado al note, en la avenida 8 de Diciembre y que fue punto de encuentro de paseos escolares, en la década de 1970, luce hoy en el más espantoso abandono.

Al ingreso, por la calle Beatriz Cueva de Ayora, hay un arco, cuya infraestructura deja mucho que desear: polvo, basura y mal aspecto. Cerca de allí funciona la Escuela de Educación General Básica Julio María Matovelle.  

Una especie de vestidores luce deteriorada y en franco deterioro. Allí hay basura.

En el sitio hay las denominadas ‘piedras’ que sirven para la lavar. También lucen estropeadas. El agua, que no es sulfurosa, se desperdicia día y noche. Una roca fue puesta allí para dizque ‘cortar’, pero no sirve de nada.

En el espacio hay basura desparramada. La contaminación es evidente.

Lo que fue alguna vez un sitio para recrearse hoy luce así: lleno de maleza.

Por esa puerta, que este domingo, 25 de febrero de 2024, lució cerrada, en años anteriores ingresaron lojanos y visitantes. Iban en busca de salud, a través del baño con agua sulfurosa.