A ‘escapista’ lo juzgan hoy y le falta otro juicio

El aprovechó el descuido de un agente de seguridad penitenciaria para huir, pero fue recapturado por la Policía Nacional.

Ese día el ciudadano salió de la cárcel para ir a una casa de salud de dónde intentó fugarse.
Ese día el ciudadano salió de la cárcel para ir a una casa de salud de dónde intentó fugarse.

La situación jurídica de Eduardo N. M., de 31 años, quien está acusado del presunto delito de evasión (fuga de una persona detenida) se resolverá este viernes 7 de junio de 2024, en una audiencia de juzgamiento, a través de un procedimiento directo.

Él, cuando fue llevado al Área de Emergencias de una casa de salud, el martes 30 de abril de 2024, aprovechó el descuido de un agente de seguridad penitenciaria para escaparse, con tanta mala suerte que fue recapturado.

A los 20 minutos de que Eduardo N. M. evadió a la justicia, la Policía Nacional, emplazada en la provincia de Loja, volvió a detenerlo a unas cuadras de esa casa de Salud a donde fue llevado para que se someta a un chequeo médico.

Otro proceso por drogas

Desde noviembre de 2023 Eduardo N. M. enfrenta un proceso judicial por el aún presunto delito de tráfico ilícito de sustancias catalogadas y sujetas a fiscalización y estaba con prisión preventiva desde el miércoles 29 de ese mes del año anterior.

En poder del ahora procesado por dos delitos: tráfico ilícito de sustancias catalogadas y sujetas a fiscalización y evasión, la Policía Nacional encontró 80 fundas pequeñas de plástico que contenían base de cocaína.

Si él es declarado culpable podría recibir una pena de uno a tres años de cárcel, que se sumaría a la sentencia que le darían por el delito de tráfico ilícito de sustancias catalogadas y sujetas a fiscalización, que todavía no concluye.

  • Formulación de cargos

El miércoles 1 de mayo de 2024, a las 12:00, fue la audiencia de formulación de cargos a Eduardo N. M. por el presunto delito de evasión, en donde la Fiscalía de Flagrancias pidió al juez de la Unidad Judicial Penal la prisión preventiva, luego de exhibir los indicios de esa infracción, y la medida cautelar fue admitida.

PARA SABER

En enero de 2017 el ciudadano fue sentenciado a 9 años y 4 meses de cárcel por el robo con fuerza de un teléfono celular en el sector la Y, de la ciudad de Quito, capital de la provincia de Pichincha; él tiene otros procesos por hurto, ingreso de artículos prohibidos y tenencia ilegal de armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *